Libros

La maquína de follar

de Charles BUKOWSKI

Sinopsis:

Veintidós relatos en los que sus protagonistas son unos perdedores borrachos y sin rumbo.


La máquina de follar es una recopilación de relatos cortos escritos por Bukowski. Este libro forma junto aErecciones, eyaculaciones, exhibiciones la antología completa publicada en inglés, Erectiones, Ejaculations, Exhibitions and General Tales of Ordinary Madness.


Ésta es la primera vez que leo a Bukowski y, sinceramente, no sé qué pensar. A pesar de la cantidad de relatos todos tienen una temática muy parecida, lo que afecta al aburrimiento del lector, es decir, yo, por lo menos, no podría leerme de un tirón todos los cuentos ya que acabaría ipso facto bostezando. A la hora de narrar es increíblemente directo, vulgar e, incluso, desagradable, vamos, que, como dicen algunos críticos, es una narrativa muy sucia.



El autor, quien narra en primera persona, hace uso de unos limitados personajes que repiten en varios de sus relatos, por ejemplo tenemos a Hank, a Harry y a Charley quienes se conocen en el relato Vida y muerte en el pabellón de caridad y que más adelante -y por separado- irán protagonizando los suyos propios.


Entonces, las primeras narraciones son, básicamente, una presentación de los personajes que más se van a ver a lo largo del libro, eso, sin contar que, en sí, los protagonistas parecen copias unos de otros, todos borrachos a base de vino –de Oporto a poder ser- o de cerveza y unos fracasados conformistas que con echar un buen polvo y tener el whisky a mano en una casa propia son felices –hombre, dicho así, no parece tan mal plan pero al leer los relatos da mucha penita-.


Y, bueno, como cualquier recopilación tiene sus más y sus menos. Los primeros sorprenden por su manera de expresarse y las situaciones tan desastrosas pero, claro, llega un momento en que cansa. Aunque tiene dos puntos fuertes:


-Hacia el final del libro sus relatos cambian a un toque más fantasioso: La manta, Animales hasta en la sopay La máquina de follar que da título al libro, para mi gusto son de los más amenos que hay.


-El relato Un mal viaje que habla sobre las drogas y cómo sientan según las preocupaciones que uno tenga, me parece muy entretenido.


Hay un relato que narra la violación de un viejo a una niña desde la perspectiva del hombre, vamos, que te cuenta cómo se le pone la historia y cómo quiere hacerla de todo… Lo siento, pero no puedo evitar sentir repugnancia, asco y mucha mala leche –bueno, como todos ¿no?-. No es una historia que me resulte imprescindible, aunque sí es verdad que arriesgó bastante al incluirla.


Así que, después de leer este libro, sé que volveré a repetir con Bukowski. El autor tiene un atractivo innato, no sé si es el morbo que representa o qué pero algo hay.


Para terminar, sólo me queda recomendar el libro a todos aquellos morbosillos que, como yo, les seducen las narrativas “sucias”  y las historias arriesgadas.

  • Fuente: labibliotecaderachel