Artes

Fargo y Bates Motel

Nuevas tempradas de estas dos grandes series

Fargo, segunda temporada!

  Acaba de conocerse el trailer largo de la nueva temporada de Fargo, que se emitirá desde este mes.


Por Sergio Criscolo

   Luego de una sensacional y sorprendente primera temporada, ya se conocen detalles de la segunda temporada de esta serie basada en la gran película Fargo, de los hermanos Cohen. No es el único caso de series inspiradas en filmes, pero sí el más logrado.


   Fargo, de los hermanos Cohen, se estrenó hace 19 años. Se puede decir que es uno de los mejores filmes de los Cohen, sino el mejor. Y también es uno de los mejores filmes que ha dado los Estados Unidos en las últimas dos décadas. Con lo cual, cuando el año pasado se anunció que se haría una serie inspirada en esta película todo sonó a “la industria de las series está explotando, la gente quiere más y más, y nos estamos quedando sin ideas”. La única coartada que podía esgrimirse frente a los prejuicios era que los propios hermanos Cohen estaban vinculados al proyecto, a cargo de la producción ejecutiva. Apareció Fargo y… le cerró la boca a cuanto escéptico andaba suelto. Fueron diez capítulos geniales, talentosos, atrapantes. En estos días acaba de lanzarse el tráiler largo de la segunda temporada, apenas unas migajas para los miles y miles de seguidores que deberán esperar hasta septiembre para que la serie emita los nuevos capítulos. Pero algo es algo , te dejamos el trailer.


   El gran desafío de la serie Fargo era hacer algo parecido, pero no igual, a la ganadora de dos premios Oscar. Tanto en la serie como en la película, hay frío, hay nieve, hay avaricia, hay estupidez, hay mezquindad, hay asesinatos, hay una policía inteligente, hay humor negro. “Lo podrías llamar un homenaje a la película”, dijo hace un tiempo el talentoso guionista Noel Hawley en una entrevista al The New York Times. "Me contrataron para crear algo que despertase sentimientos parecidos a los que levantaba la película. Pero no me dieron consignas o limitaciones: me di cuenta de que, con las instrucciones de hacer un filme de los hermanos Cohen, puedes rodar cosas que normalmente son imposibles en televisión". Con eso le alcanzó para hacer diez episodios que destilan hermanos Cohen por todos lados pero que a la vez no termina de ser una imitación. Se logró el clima, se respetó el espíritu, se creó algo parecido pero diferente y tan genial como la idea madre. Se logró algo difícil: ni los personajes ni la historia de la serie tienen nada que ver con los de la película, pero si esos personajes y esa historia hubiesen aparecido en el filme de los Cohen, no hubiesen desentonado ni un poco. De yapa, los tres actores principales de la primera temporada realizan interpretaciones memorables: tanto la mujer policía que investiga (Allison Tolman) como los dos “malos” Bob Thornton y Martin Freeman. Para la segunda temporada, que se podrá ver por FX desde septiembre, el protagonista será el joven policía Lou Solvenson (interpretado por Patrick Wilson), el que durante la primera temporada fue el padre de la protagonista de esos capítulos, Molly Solverson, la mujer policía que encarnaba la ya citada Allison Tolman. El reparto de los nuevos capítulos lo completan Kirsten Dunst, Jesse Plemons, Ted Danson, Nick Offerman, Jean Smart, Kieran Culkin y Brad Garrett.


    En Fargo, la serie, todo es destacable. Pero se merece un párrafo aparte la música que compuso para la ocasión Jeff Russo, tan melancólica como la de la película, pero a la vez diferente y personal. “La idea era crear nuestra propia identidad, no quería sentirme apegado a lo que Carter Burwell escribió para los Cohen, pero sí que quería quedarme en el mismo mundo orquestal como él hizo”, explica Russo. “Me inspiraron las palabras en el guión, antes de que comenzara el rodaje. Se retroalimentaron, la música se alimentó de la historia y viceversa”. Russo cuenta que viajó al rodaje porque quería que “la banda sonora fuera fría y solitaria y aquello fue inspirador. Suelo sentarme delante del teclado y voy leyendo el guion y miro fotografías. Trato de inspirarme en lo que veo”, explicó. “Cuando trabajo en una banda sonora orquestal trato de escribir primero las líneas de cuerda, luego las de bajo, chelo, trompa, luego las de viento de madera y al final trato de armarlo todo junto”. Russo relató que a la hora de componer para una serie no habla con los directores pero sí con el guionista y el productor: “Tuvimos muchas conversaciones sobre cómo querían que sonara y el tono de toda la serie, y eso realmente ayudó en mi creatividad". Para la esperada segunda temporada, será el mismo Russo quien continúe creando la música original.


   El caso de la serie Fargo no es el único en donde se toma una película prestigiosa para crear capítulos y capítulos. Un año antes que Fargo, la serie, apareció Bates Motel, que hace unos meses concluyó su tercera temporada. Bates Motel es una serie que relata nada menos que los acontecimientos previos a los narrados en Piscosis (1960), una de las obras maestras del maestro Alfred Hitchcock. 


   Las tres temporadas ya vistas relatan la convivencia –edípica- entre Norman Bates (Freddie Highmore) y su madre Norma (Vera Farmiga), y la relación de ambos con los habitantes del pueblo White Pine Bay. En la serie se puede ver la adolescencia del personaje que es el protagonista de la prestigiosa Psicosis: su gusto por la literatura, la taxidermia y los solitarios paseos por la ciudad. Se enfrenta a sus malestares psíquicos que se han agravado luego de la muerte de su padre, las constantes mudanzas y el apego a su madre. Mientras, Norma, la madre, trata de sacar adelante el hotel que acaba de abrir en el pueblo al que acaban de mudarse, pero los problemas familiares atentan contra sus intereses.  Algunas de las licencias que se toma esta producción de Universal, es que la acción no transcurre en California como en Psicosis sino en el mencionado, e inventado, pueblo de Oregon. Además,  la acción se traslada al siglo XXI. 

   

   A diferencia de Fargo, la crítica no se derritió ante Bates Motel. La audiencia sí acompañó lo suficiente como para que pronto se agregaran temporadas y ya al menos está previsto realizar dos más hasta llegar a las cinco. El cambio de época de Bates Motel fue uno de los elementos más cuestionados. Aunque en realidad es interesante ya que dentro del motel se respira una atmósfera parecida a la que transcurre  Psicosis, más de los años 60, mientras fuera del motel claramente se vive en el corriente siglo. Para los productores, uno de los factores más importantes de la serie fue reconstruir el icónico motel Bates igual al de Psicosis: se encargaron de conseguir los planos del set original, y lo reconstruyeron de manera exacta, conservando los espacios y decorados. 


   Fargo y Bates Motel son dos series que revierten la tendencia que en su momento generaron otras series: la de llevar la pantalla chica a la pantalla grande, como sucedió con Batman, Hechizada o más cerca en el tiempo, Sex and the City, entre tantas otras. Con Fargo Y Bates Motel la apuesta dio resultados diferentes, estando la primera bastante por encima de la segunda. No es difícil augurar que surgirán más series nacidas de filmes; habrá que estar atentos y, rogar que Fargo no sea una excepción que confirme la regla.  

  • Autor: Sergio Criscolo