Cine

Big Eyes

La nueva película de Tim Burton

Basada en la historia real de Margaret Keane, Big Eyes cuenta la historia de uno de los fraudes de la historia de la pintura en EEUU. A finales de 1950 y comienzos de 1960, el pintor Walter Keane había alcanzado un éxito descomunal -y revolucionado la comercialización del arte popular- con sus enigmáticas pinturas de niños de grandes ojos. Hasta que se supo que la verdadera autora de los cuadros era  su esposa Margaret.


  Desde chico, dice Tim Burton, se siente obsesionado con los ojos de la gente. Después de haber probado que es un auténtico genio narrando historias de fantasía (La fábrica de chocolate, Alicia en el país de las maravillas, entre tantas), Tim Burton se mete de lleno con una historia real: su nueva película, que se estrena en la Argentina el 19 de febrero, está basada en la vida de Walter Keane, un famoso pintor de los años cincuenta, supuesto autor de cuadros que mostraban chicos/as abandonados y mujeres de ojos gigantes. La verdad sale a la luz cuando su esposa, Margaret Keane, revela que ella es la verdadera autora de las obras. 

  Margaret, nacida en Nasville, Tennessee en 1927, se casó en 1855 con Walter Keane, quien poco después vio un gran futuro comercial a la obra de su esposa, y cerró su negocio inmobiliario para dedicarse a vender de forma masiva los grabados y dibujos de su mujer, que padecía de una timidez patológica. Así fue que él presentó sus retratos como propios -algunos de personajes famosos de la época, como Zsa Zsa Gabor, Nathalie Wodd, y Joan Crawford- y hasta envió retratos a la Casa Blanca de Jhon Jr. y Caroline Kennedy. 

  Walter se hizo pasar durante quince años por el autor de los cuadros que poblaron las casas de California a comienzos de los 60's (el sitio donde creció Burton), mientras ella trabajaba encerrada -pintando- en la casa familiar. Hasta que en 1965, Margaret, abrumada, solicitó el divorcio a la justicia y reclamó los derechos de autor de decenas de obras. En 1970 salió públicamente a decir que su esposo era un estafador y un artista de cuarta categoría.

  "Fui una mujer abusada psicológicamente. No sabía cómo salir del abuso. Si argumento era que los cuadros se vendían mejor si la gente pensaba que el artista era hombre", contó Margaret, que hoy vive en San Francisco y se dedica a difundir la fe de los Testigos de Jehová.

  En cuanto Burton conoció los detalles de esta historia se decidió a producirla; y luego, ya empapado con la idea, se jugó también a dirigirla. Trabajó sobre la novela de Steve Martin "Object of Beaut”, convocó a la actriz  Amy Adans (The Master, La Duda...) para el papel protagónico (por el que ya ganó el Globo de Oro a mejor actriz de comedia o musical) y reservó el papel del esposo a Cristopher Walt (completan el reparto Krystten Ritter, Jason Swartzman, Terence Stamp, Danny Huston y Jon Polito.)

  La banda sonora estuvo a cargo de Danni Elfman, colaborador de Burton desde 1985 (Lana del Rey interpreta los dos temas principales de la película, que tiene muchas posibilidades de ganar el Oscar a la mejor canción de este año.

  “Es una especie de película de terror, de amor y comedia. Pensé que podía incluir todos estos temas en el filme”, define, por su parte, el director. Hay quienes elogian el resultado argumentando que se trata de  su película más madura en muchos años -una película que además carece de su característica estética gótica kitsch-, aunque otros critican que no haya prácticamente nada que la identifique como un trabajo de autor.


Etiqueta: Tim Burton, Big Eyes