Cine

BAFICI 2015

Seis clásicos restaurados basados en novelas!

Entre los Clásicos Restaurados que se exhiben en el marco del BAFICI, seis están basadas en novelas


Se trata de A sangre fría (In Cold Blood , de Richard Brooks, 1967); Amalia (de Enrique García Velloso, 1914); La tregua (de Sergio Renán, 1974); El ansia (The Hunger , Tony Scott, 1983); Pacto de amor (Dead Ringers, de David Cronenberg, 1988); y La dama de Shangai (The Lady from Shanghai, de Orson Welles, 1947).

Por Sergio Criscolo

 La 17ma edición del Buenos Aires Festival Internacional de Cine Independiente (popularmente conocido como “el Bafici”) se desarrollará entre el 16 y el 24 de abril. Como siempre,  hay para todos los gustos repartidos en varias secciones, como las competencias Nacional, Internacional y de Derechos Humanos. Y también secciones como Panorama (donde la integran películas que se han destacado en otros festivales internacionales); Nocturna; Música; Retrospectivas (este año entre otras dedicadas a la actriz francesa Isabelle Huppert); Baficito (con geniales y originales filmes que se producen para los niños más allá de los Estados Unidos), entre otras. En esta edición en particular habrá una sección dedicada al Cine Norcoreano y otra al Nuevo Cine documental suizo. Serán alrededor de 400 películas en total, repartidas por varios cines de la ciudad. 

  Además de ponerse al día con filmes que muy difícilmente puedan verse en la Argentina de otra manera, el Bafici permite volver a ver, o a descubrir, excelentes filmes que ya son clásicos. Filmes restaurados de todas las épocas: pueden ser de los primeros años de la historia del cine o clásicos contemporáneos. Más acá o más allá en el tiempo, es una gran oportunidad de ver enormes películas en el formato para el que fueron realizados: la pantalla grande de un cine. 

  Entre los dieciséis filmes (quince largometrajes y un corto) seis de ellos están basados en novelas: A sangre fría (In Cold Blood , de Richard Brooks, 1967); Amalia (de Enrique García Velloso, 1914); La tregua (de Sergio Renán, 1974); El ansia (The Hunger , Tony Scott, 1983); Pacto de amor (Dead Ringers, de David Cronenberg, 1988); y La dama de Shangai (The Lady from Shanghai, de Orson Welles, 1947).

  De las seis novelas que fueron adaptadas para la realización de dichos filmes, la que más se ha destacado por críticas y/o por ventas ha sido A sangre fría, de Truman Capote. También cabe mencionar a La Tregua, del escritor uruguayo Mario Benedetti; y a Amalia, del argentino José Mármol. En el caso de esta última, más allá del valor literario, su mención se debe a que para muchos historiadores sería la primera novela argentina. Casualmente, el filme que adaptó Amalia, y que lleva el mismo título, se transformó en la que para muchos es la primera película argentina. 

  En 1959, el asesinato de una familia en el tranquilísimo pueblo de HolcombKansas, generó un gran revuelo. No había motivos aparentes. Truman Capote, que ya por entonces era prestigioso sobre todo por  Desayuno en Tiffany's (1958), se interesó en el caso y se puso a investigar. El resultado fueron cinco años de trabajo que decantarían en su libro más reconocido, A sangre fría, con el que permaneció durante treinta y siete semanas en la lista de libros más vendidos del New York Times. Pero además de mucho dinero y de más prestigio, Capote logró con A sangre Fría algo más trascendente aún: acuñó el término non-fiction novel y el escritor se transformaría hasta estos días en un referente del nuevo periodismo en todo el planeta. Nueve años antes, en 1957, aquí en la Argentina, el periodista y escritor Rodolfo Walsh ya había escrito Operación masacre, en donde ficcionalizó hechos reales. Pero queda claro que hacerlo en los Estados Unidos y ser un éxito de críticas y ventas en un país influyente tiene sus beneficios.

   Unos años antes de la aparición de A sangre fría, ya le habían comprado a Capote los derechos para llevar al cine Desayuno en Tiffany's. Así, en 1961 se estrenó Breakfast at Tiffany's, dirigida por Blake Edwards y protagonizada por la hermosa Audrey Hepburn (en la Argentina se la estrenó como Muñequita de lujo… en fin). Seis años más tarde Richard Brooks estrenó In Cold Blood, la película basada en A sangre fría, en blanco y negro y con Robert Blake y Scott Wilson personificando a Perry Smith y Dick Hickock, los asesinos de la familia de Kansas. La película recaudó alrededor de tres millones y medio de dólares en los Estados Unidos y estuvo nominada a cuatro premios Oscar: mejor director, mejor guión adaptado (el propio Brooks, que también la produjo), mejor banda de sonido original y mejor fotografía.

  Las funciones de A sangre fría en el Bafici son el lunes 20 a las 22.45; Miércoles 22 a las 22.35; y Jueves 23 a las 10.45 de la mañana, las tres funciones en el Village Recoleta 1. Amalia tendrá una única función el viernes 24 a las 15 hs en el Teatro Colón. Y La tregua estará el lunes 20 a las 21 en el Village Recoleta 6; y el martes 21 a las 12.30 del mediodía en el Village Recoleta 8. Para las todas las demás funciones se puede consultar en la completa página del festival http://festivales.buenosaires.gob.ar/2015/bafici/es/home . Desde allí también se pueden comprar las entradas on line o si no acercarse a los cines que participan del festival (y que aparecen en la página web citada) y adquirirlas en persona. Ya están a la venta desde hace unos días.

Además de las seis película ya mencionadas por haber sido adaptaciones de novelas, la sección Clásicos destacados del Bafici se completa con otras diez películas destacadas: La comezón del séptimo año (The Seven Year Itch , 1955) del genial Billy Wilder, con Marilyn Monroe y Tommy Ewell. En esta excelente película quedó para la posteridad la imagen del vestido de Marilyn levantándose debido a la brisa que proviene del subte; Hechizo del tiempo (Groundhog Day  1993), un clásico contemporáneo de Harold Ramis  en donde la actuación de Bill Murray y Andie MacDowell es para ver una y otra vez, como sucede en la trama de este filme también conocido como El día de la marmota; Terciopelo azul (Blue velvet, 1986) intensa historia que David Lynch filma con la maestría que lo caracteriza, con Isabella Rossellini, Kyle MacLachlan y Dennis Hopper; Pasion (1982,) quizás no sea uno de los mejores filmes de Jean-Luc Godard, pero estamos hablando del último gran revolucionario del cine y cualquier ocasión de ver una película suya en la gran pantalla amerita un brindis. Y con un elenco notable, en donde se destacan Isabelle Huppert, Hanna Schygulla y Michel Piccoli;; Alambrado (1991), muy buena película del argentino Marco Bechis, con Jacqueline Lustig, Arturo Maly y Martin Kalwill.

   Otro argentino “restaurado” en esta edición del Bafici  es Alejandro Agresti, con El acto en cuestión (1993) una de sus mejores trabajos hasta la fecha, en donde dirigió a Carlos Roffé, Sergio Poves Campos, Lorenzo Quinteros y  Mirta Busnelli; También está Rescate en el barrio chico  (Big Trouble in Little China, 1986), del gran John Carpenter, con K. Russell y K. Cattrall.  Completan esta imperdible  sección El color de la granada (Sayat Nova, 1969) del Georgio Sergei Parajanov; The Memory of Justice (La memoria de la justicia, 1976), el deslumbrante documental sobre la guerra que realizó Marcel Ophuls –atención: dura cuatro horas y 38 minutos- y el corto Actua 1 (1968) del talentoso francés Philippe Garrel. 

  • Autor: Sergio Criscolo
  • Link: http://festivales.buenosaires.gob.ar/2015/bafici/es
Etiqueta: bafici, cine, festival