DiseñoMix

Vulnicura

Björk: una adelantada,


Björk: una adelantada, se supera

Claro, la islandesa más famosa ya es un ícono, no solo de la música pop moderna sino de la calidad y calidez con la que encara sus trabajos. Música y textos, todo en armonía, tal vez como nunca antes, mejor que en sus inicios, tal vez si, tal vez no, siempre están los puristas, esos que nunca se sabe bien que prefieren, aquello o esto. 

No importa, el tema 1, “Stonemilker” es mucho mejor que eso que escuchamos de BJörk. Se supera, poesía, armonía, una tortura de placer, me gustaría que durara 10 minutos. “Lionsong” no la supera, el segundo tema es más parecido a un clásico de la cantante y actriz, si, actúa, no tan bien como canta pero se da el lujo. Así lo hizo con este álbum, “Vulnicura” se iba a presentar en Marzo junto a una exposición sobre su carrera musical que se haría en el MoMA pero como ella es siempre Björk, se adelantó casi dos meses.

El 4to tema es “Black Lake”, su voz, quejosa, violines, la lejanía, tal vez neblina, poesía, extraña y electrónica. Otro tortuoso placer, si, así, hay que disfrutarla. “Family”, el quinto tema de los nueve, es denso. Me recuerda a esas nuevas series nórdicas, espesas, bellas.

“Vulnicura Atom Dance”, ahí llegamos, es ella, todo ella, mucho de ella, amor y dolor, todo junto, hermoso, un in crescendo de sonidos, voz, y esa compleja armonía de que puede ofrecer la mejor música electrónica que por momento es lo mejor de la clásica. La cantante explica, es sentimiento, lo hace entender.  Termina de contarnos sus últimos años, sus sentimientos, “Quicksand”, es la Björk de siempre, la que muchos esperaban, tal vez no, mejor que eso. 

Una artista como ella, con esa sensibilidad y ese talento, merece ser escuchada 100 veces.