Objetos

Es hora

EL SIHH cerró en positivo

A pesar de los temores por la reciente apreciación del franco suizo, las manufacturas participantes en la edición número 25 del Salón Internacional de la Alta Relojería se mostraron satisfechas por los resultados. Retailers y medios disfrutaron de magníficas piezas y aquí recogemos algunas de las que más impactaron este año.


A. Lange & Söhne

Zeitwerk Repetición de Minutos

Una vez más, la casa alemana le puso su acento a Ginebra. Con la maestría que los caracteriza, los relojeros de Glashütte equiparon este ejemplar con un mecanismo de sonería capaz de marcar horas, minutos e intervalos de 10 minutos. Esta obra de microingeniería pura le da sonido a la hora exacta reflejada en su doble indicador digital saltante, al presionar el pulsador ubicado a las 10 horas.


Cartier

Rotonde de Cartier Grande Complication

La inventiva de la jefa de creación de movimientos de Cartier, Carole Forestier, nos vuelve a robar el aliento. El calibre 9406 MC sólo mide 5,49 milímetros de grosor, pero en él cohabitan calendario perpetuo, repetición de minutos y tourbillon volante. Tal es la dificultad de esta proeza que toma hasta 30 semanas su elaboración.


Montblanc

Villeret Tourbillon Cylindrique Geosphères Vasco da Gama

Montblanc, por su parte, no escatimó en espacio a la hora de concebir una pieza de indicaciones generosas dentro de una caja de 47 milímetros de diámetro. Este modelo manufacturado en Villeret, y elaborado en oro rosa de 18k, expresa tres zonas horarias –hora local, segundo huso horario y hora mundial, además de indicación día/noche para ambos hemisferios.