Objetos

Escritores + Ciudades

Rodolfo Walsh y San Vicente

El autor de Operación masacre vivió en esa ciudad, junto a su mujer Lilia Ferreyra. Todavía hoy su recuerdo está ligado a la memoria de esta ciudad (y los impuestos de su casa siguen llegando a su nombre)


Rodolfo Walsh y Lilia Ferreyra, su compañera, conversan en su casa, frente a ellos sobre la mesa se encuentra un mapa de la provincia de Buenos Aires desplegado. “Nos quitaron el Delta pero quedan las lagunas, la pampa tiene lagunas, por ahí vamos a andar”


 En lo que el escritor llamaría su expedición al sur, se encontraba la estrategia de repliegue de un militante que sabía que los suyos estaban siendo liquidados. El Delta del Tigre había sido un tiempo su morada hasta que los militares habían destruido todo, era momento de buscar nuevos rumbos.  Esta búsqueda, a su vez, llevaba las marcas de la historia de infancia del escritor. Había nacido en Choele Choel y el agua había sido una constante en su vida. San Vicente sería la primera parada de un itinerario que continuaría hacia el sur. Una patota de la ESMA interrumpió sus planes el 25 de marzo del 77 cuando lo emboscó en la ciudad de Buenos Aires. Al mismo tiempo su casa de San Vicente estaba siendo destrozada por otro grupo salido del mismo antro del horror, se robaron sus papeles y su máquina de escribir, luego de destruir absolutamente todo.


San Vicente se encuentra en el Noroeste de la Provincia, 52 km al sur de la Ciudad de Buenos Aires, allí se encuentra la laguna que lleva el mismo nombre que la ciudad y tiene 180 hectáreas. 


Se trata de una ciudad cabecera de partido con una historia que se remonta a los tiempos previos a la revolución de Mayo. En 1856 se crea la Municipalidad. Hoy la ciudad mantiene un estilo campestre que invita a los turistas a visitarla. Es un lugar ideal para descansar. También pueden  visitarse varias plazas, su iglesia, el ex Palacio Municipal, distintos bulevares, museos, lugares históricos y construcciones de época. Uno de los museos que allí se encuentran es el Museo 17 de Octubre, museo y mausoleo del General Perón, gran figura de nuestra historia también ligada al periodista y escritor Rodolfo Walsh quién lo conoció en su exilio en Madrid.


Rodolfo y Lilia llegaron a San Vicente en diciembre de 1976 la casa era muy humilde, no tenía luz eléctrica, ni gas, ni agua corriente. Sin embargo, allí ambos lograron construir un hogar. La casa tenía un aljibe y estaba rodeada de árboles. La idea de Walsh era volver a la tierra siguiendo el rastro del agua. 


Dijo su mujer, Lilia: “En San Vicente su trabajo cotidiano se dividía entre la investigación, el estudio, la escritura y el reaprender los trabajos de la tierra.” Una vez instalados habían establecido buenos lazos con sus vecinos, gente sencilla que continuaba con su vida sin el peso de la clandestinidad, que ellos llevaban a cuestas. Allí Rodolfo era Norberto Freyre, un jubilado profesor de inglés que se preocupaba por las cuestiones del barrio. No fue hasta los años 90 que descubrieron la verdadera identidad de su vecino.


  Hasta hoy los impuestos siguen a su nombre aunque la casa la ocupen otros. Una familia ligada a la policía bonaerense la ocupó a pocos días de ser baleada y saqueada. Y todavía se encuentran allí. No permiten que nadie entre. La calle hoy lleva su nombre. Se puede llegar hasta la puerta y desde allí imaginar el resto. 


Cómo llegar a San Vicente


Desde la capital del país se llega por la  Autopista 25 de Mayo hasta Autopista Ricchieri. Después de pasar el predio de la AFA hay que bajar en la salida Km. 26 y tomar la autopista hasta la salida Km. 32 (ruta 52/58 con peaje). Aproximadamente se tarda 15 minutos desde que se toma la ruta 52/58 pasando por Canning hasta la primera rotonda de San Vicente. 

En transporte público se llega con el micro 79 que sale de Constitución. O en Ferrocarril desde La Plata se puede tomar el tren que pasa por Avellaneda para luego realizar el trasbordo hacia el ramal  Glew o Alejandro Korn, donde al llegar tanto a Glew como Alejandro Korn se debe abordar los siguientes micros: línea 79, 435 o 404 los cuales finalizan su recorrido en San Vicente.. La duración del viaje desde la estación de trenes hasta Avellaneda es de 40 minutos aproximadamente y luego desde esta a Glew es de 35 minutos, a Alejandro Korn unos 48 minutos.Distancias desde San Vicente a Ciudad de Buenos Aires 45  Km. y a la Ciudad de La Plata 49 Km.

Otra opción en Ferrocarril desde Capital, es el tren ramal Constitución- Glew o Constitución-Alejandro Korn donde al llegar tanto a Glew como Alejandro Korn se debe abordar los siguientes micros: línea 79, 435 o 404 los cuales finalizan su recorrido en San Vicente. 
El tren del ramal Constitución- Glew  tiene una duración de 40 minutosaproximadamente. Y El que llega hasta Alejandro Korn tarda aproximadamente55 minutos. Los colectivos desde Glew tardan 30 minutos y desde A. Korn 13 minutos. 



Autora: Victoria Mora

                                            

  • Autor: Victoria Mora