Objetos

CINE ON LINE

Todo lo que hay que saber de los sistemas Online-Streaming

Una primera aclaración, necesaria: nos gusta fomentar que se vea cine en el cine. Segunda aclaración: no vivimos en Marte (ni en Mercurio), entramos al 2015 y sabemos que desde hace ya bastante  tiempo para muchos es una opción ver películas en sus respectivos hogares. Dicho esto: en la web se pueden encontrar cada vez más páginas con un enorme y variado menú de filmes. Aquí todo lo que necesitabas saber al respecto para pasar un verano a puro cine.


Hay webs gratuitas y otras por las que hay que pagar para acceder a los catálogos. De las primeras hay una enorme cantidad de posibilidades, por ejemplo hay webs con un perfil más “de autor”. No son páginas que colocan una infinidad de películas y además poseen una selección cuidadosa de títulos; no se equipara cantidad con calidad. Menos es más. Es el caso de comunidadzoom.com, por ejemplo. Allí se pueden hallar filmes de ficción y documentales, pero también series y videoclips. Las películas de ficción están agrupadas por años: Mudo; 1930-69; 1970-99; y 2000 a Hoy. Allí hay películas maravillosas de todo tipo. Y entre los documentales hay verdaderas joyas.

Otra página de cine gratuito es cinemargentino.com. El catálogo es muy pequeño y algo irregular en cuanto al nivel de las películas, pero hay filmes muy recomendables, como El amor primera parte, Aballay, Familia tipo, Los rubios, Grissinopoli, Los próximos pasados y Novias-Madrinas-15 años.

Entre las webs más populares, las más recomendables son cuevana2.tv, miradetodo.net, peliculasflv.co, estrenosonlineflv.com y pelis24.com. Son páginas en las que no hay que descargar los filmes ni los subtítulos, se ven con un simple “play”. La calidad con la que se visualizan las películas en las cinco páginas mencionadas es muy buena, y los subtítulos en general son los adecuados. Todas tienen un enorme catálogo de películas (menos estrenosonlineflv.com, que es más reciente) y buscando con paciencia se pueden encontrar verdaderas joyas. Para quienes quieran ver los estrenos que se les acaban de escapar de la cartelera, o mirarlos en el mismo momento en el que están en el cine (y en muchos casos antes), éstos son las web ideales. Sí hay  que tener cuidado (y sobre todo paciencia) con la enorme cantidad de publicidad que aparece si clickeamos la opción equivocada, muchas veces camuflada; pero una vez que se conoce cada página y se descubre cual es el camino directo para ver la película que elegimos, el problema se termina. Se trata de tener un poco de paciencia al comienzo y de no poner ningún dato ya que muchas de esas publicidades intentan capturar clientes para enviar luego mensajes pagos por celular. 

Luego están las webs por las que hay que pagar por ver una película, o por un abono mensual.  Las más desarrolladas son Netflix, Google Play e Itunes.  La forma de acceder a los títulos no es el mismo en estas tres empresas; mientras que en Netflix se paga un abono mensual en el que se puede ver todo el catálogo la cantidad de veces que se quiera, en Google Play se alquilan las películas por un tiempo determinado. Play Movies es una aplicación que desde mediados del 2014 permite ver en la Argentina filmes y series de televisión adquiridos a través de Google Play. En esta plataforma se pueden alquilar (y también comprar) películas; cada alquiler tiene un período de visualización diferente, que se muestra antes de que se realice el pedido. El costo promedio de un alquiler en Play Movies de Google Play es de 30 pesos. En Itunes también se pueden alquilar (y comprar) películas, tanto los usuarios de Mac como quienes tienen PC, y como en el caso de Google Play, el catálogo tiene un gran porcentaje de títulos muy populares y comerciales. Hay poco lugar para el cine clásico, para las películas independientes o para las que se desarrollan fuera del mercado estadounidense. El alquiler permite ver una película durante un período de 30 días, pero una vez que dentro de ese tiempo se comenzó a visualizar, sólo se mantiene on line durante 48 horas. Dentro de esas horas se puede ver la cantidad de veces que se desee, pero pasadas esas 48 horas, la película desaparecerá de la computadora.

Si bien Netflix tiene un banco de filmes de características similares de los recién nombrados, también tiene una sección –pequeña- de propuestas argentinas, tanto de ficción como de cine documental. Allí se pueden encontrar algunas curiosidades, muy recomendables, como Fuerza Aérea Sociedad Anónima, Amando a Maradona, El rati horror show y Bombón el perro. El sistema de Netflix se basa en un abono mensual cuyo costo depende de cuántas personas pueden ver de forma paralela una película de su catálogo, y si es en HD o no. Depende de qué opción se elija, hay que pagar 8 o 12 dólares mensuales.

Una opción local para ver on line es Qubit.tv que por 50 pesos ofrece un abono mensual aunque también se pueden alquilar películas por valores que oscilan entre los 10 y los 14 pesos. Qubit también ofrece un listado de títulos que se pueden ver de manera gratuita. El catálogo es acotado –mil películas- pero la proporción de películas muy buenas es notable: hay gran cantidad de títulos de autor y clásicos. Algunas imperdibles: Boogie Nights (Juegos de amor); Los imperdonables; Memories of Murder; El ilusionista; El empleo del tiempo; Alamar y 12:08 al este de Bucarest, entre muchísimas otras.

Mubi es una platarforma creada por el argentino Eduardo Constantini (h) y tiene unos 1.500 títulos en su catálogo. Se destaca porque todas sus películas son de cine de autor o independiente, con autores clásicos como Orson Welles, Fellini, Godard, Kurosawa, y otros contemporáneos de gran prestigio, como Richard Linklater, David Fincher y Christopher Nolan, Michael Haneke o Lars Von Trier. Es una web delicatesen ciento por ciento, y hay que pagar un abono de 3 dólares mensuales. 

Es otra propuesta más que se suma a la enorme cantidad que hay en la web. Para todos los gustos y momentos, es cuestión de tener tiempo y disfrutar del mejor cine… on line.