Actualidad

Una librería íntima

A puertas cerradas y un servicio personalizado.

Visita a la librería de Villa Crespo que funciona a puertas cerradas y ofrece un servicio personalizado al lector. 

Hace algún tiempo vengo buscando el libro Conversaciones con Mario Levrero de Pablo Silva Olazábal. Días atrás, mi amiga Laura Galarza postea una foto de dos ejemplares del libro en su muro de Facebook, comentando que queda alguno en la Librería Mi Casa. Le escribo a Laura. Me cuenta que la librería es a puertas cerradas, queda en el barrio de Villa Crespo, en un ph y me pasa los datos de su dueña, Nurit Kasztelan, para que me reserve una copia del libro.

                      Sólo con combinar una cita con Nurit, que hace las veces de “Ábrete Sésamo”, basta para acceder a la librería especializada en poesía y narrativa contemporánea en la que no faltan textos de filosofía, ensayos y de teatro. Nurit me recibe en la puerta, me conduce a través de un patio lleno de plantas hasta el fondo, dónde subiendo una escalera está la librería. “Hoy hay una muestra de fotos” me cuenta.

                      La experiencia desde el comienzo es distinta. Toda la librería para mí. Nurit tiene la capacidad de conectarse con el alma lectora de cada uno de sus visitantes. Nos ponemos a charlar. Amelia, su gata no espía desde la puerta. Nurit me pregunta sobre mis últimas lecturas. Vamos haciendo un paseo en el que se fusionan lo leído con sus estantes llenos de libros que me va recomendando y  deja sobre la mesa para que hojee con tranquilidad. Le confieso que prefiero escritores de lengua hispana y me ofrece libros de autores chilenos, uruguayos y varios de por acá. Me cuenta sobre su propio emprendimiento editorial, Excursiones y me acerca también dos de los libros ya publicados No leer de Alejandro Zambra y Un libro quemado de Alfonsina Storni. La pila va creciendo sobre la mesa y quiero llevarme todos. Se acerca a otro estante e ignorando mi mandato sobre la hispanidad de los autores, saca los Cuentos reunidos de Kjel Askildsen, otro libro agotadísimo de los que ando persiguiendo. Para este momento Nurit ya me conquistó como fanática de su librería. Seguimos charlando y me ofrece Trabajar cansa Vendrá la muerte y tendrá tus ojos de Cesare Pavese. Siento que me lee el pensamiento. Es que Nurit tiene una selección exquisita de agotados, discontinuos y de los que están por otros lugares pero valen la pena. Sigo revisando mientras me cuenta que la librería también funciona de manera virtual, se pueden encargar los libros por mail y retirarlos allí o pedir el envío por correo.  

La sensación de la visita a la librería es de carácter “terapéutica”. Es como una consulta en la que la cura la da Nurit a través de los libros. Uno sale de allí mejor de lo que entró. 

Hago un esfuerzo para seleccionar solo tres de los que tengo enfrente porque quiero todos. Salgo feliz con Pavese, Askildsen y Las conversaciones dentro de mi bolso segura de que voy a volver pronto a Mi casa.

 

Librería MI casa: 

https://www.facebook.com/libreria.micasa

http://www.libreriamicasa.com.ar

 


  • Autor: Catalina Arrechea